Gastronomía

En Rafal, se degustan platos tradicionales realizados con productos extraídos directamente de la huerta. Verduras y hortalizas se convierten en los principales ingredientes de nuestra cocina. Así pues, podemos saciar al paladar con un plato de “arroz clarico”, “olla viuda”, “arroz de vigilia”, “arroz de verduras”o “guisado de bacalao”. No podemos olvidar en la mesa de un rafaleño una buena ensalada, ya sea de lisones, de apio y escarola, la ensalada de verano a base de pimiento, cebolla y berenjenas asadas, o cualquier otra que contenga alcachofa como ingrediente destacado.

Otros platos dignos de mencionar en los que la carne cobra valor son “el cocido con pelotas”, “el arroz con conejo”, “el arroz con costra”, “el cocido de pato”, etc.

Nuestra gastronomía se enriquece con los postres y dulces tradicionales: los almendrados, mantecados, la pasta flora, las tortas escaladas y los manchegos en Navidad. En Pascua, las típicas monas (con huevo o sin huevo), paparajotes, buñuelos, etc. Y durante todo el año podemos disfrutar de deliciosas almojábenas, de la sabrosa tortada de almendras, o de un buen plato de arroz con leche perfumado y enriquecido con una ramita de canela y la piel del limón.

Arroz con costra

Arroz con costra

Almojábenas

Almojábenas

Cocido con pelotas

Cocido con pelotas

Gachamiga

Gachamiga