966752267 - Plaza de España, 1, 03369 Rafal

Pineda asegura que se está vulnerando el artículo 5 de la Ley 8/2010 de Régimen Local de la Comunitat Valenciana en materia de competencias

El alcalde de Rafal, Manuel Pineda ha salido al paso hoy después de varios meses de lo que considera una “vulneración del artículo 5 de Ley 8/2010 de Régimen Local de la Comunitat Valenciana en materia de competencias”. Pineda ha asegurado que el primer edil de Orihuela, Emilio Bascuñana, está alterando la ordenación del tráfico en la calle Infanta Elena de Rafal: “Está realizando una invasión territorial en toda regla”, ha asegurado el regidor rafaleño.

La calle Infanta Elena es el límite entre los términos municipales de Rafal y Orihuela. El problema surge con la ordenación del tráfico en dicha calle. Pineda ha explicado que en el año 2001 se aprobó el PGOU de Rafal con esta vía dentro y “nadie alegó al respecto”. El Plan General de Orihuela es del año 1990. Asimismo, en el año 2009 se firmó un acuerdo entre la entonces alcaldesa de Orihuela, Mónica Lorente, y el alcalde en aquel momento de Rafal, José Arronis, en donde se comprometieron a respetar el ejercicio legítimo de las competencias de cada administración local, así como informar y coordinarse en sus ámbitos competenciales respectivos.

El problema ha surgido porque “se ha producido una violación de la legislación vigente y “estamos recibiendo un ataque a la soberanía de Rafal”, ha dicho Pineda. La primera agresión fue la aparición de señales discriminatorias “en lo que Emilio Bascuñana considera término municipal de Orihuela”, permitiendo el paso solo a los camiones que van a las empresas que están en término oriolano, “y para llegar a ellas han de pisar terreno de Rafal”.

Pineda ha afirmado que la segunda agresión del regidor oriolano ha sido “eliminar” la señalización que el municipio de Rafal tenía en la calle Infanta Elena para ordenar el tráfico. “Esta actuación es propia del hampa que considera que todo es suyo y lo toma sin permiso alguno”, ha asegurado el alcalde.

La última agresión ha consistido en señalizar de forma horizontal zonas de aparcamiento y colocar balizar verticales que ordenan el tráfico en una calle de Rafal. “Esto es una ocupación intolerable y mientras que la Dirección General de Administración Local no me quite la razón, mientras que sea alcalde de Rafal, no voy a permitir esta invasión”, ha afirmado Pineda, quien ha añadido que “esta misma mañana he puesto en conocimiento de la dirección general el conflicto para que actúe de la forma conveniente”.

La ley establece que ambos municipios se deben dirigir a la Generalitat Valenciana para “aclarar la delimitación territorial y, mientras tanto, por sentido común no debe haber ninguna injerencia”.

El alcalde Rafal intentó ponerse en contacto Bascuñana, sin recibir respuesta. “He dado la orden de cerrar el tráfico a los vehículos pesados que entran en Rafal por la CV 912 desde Almoradí y por la CV 911, así como reordenar el tráfico que ha sido alterado por el alcalde oriolano”.


Pin It on Pinterest

Share This